25/6/17

Reseña de Cine | Kong: La Isla Calavera

Kong: La Isla Calavera
Duración de 118 minutos
Protagonizada por Tom Hiddleston, Brie Larson, Samuel L. Jackson, Toby Kebbell, John Goodman, John C. Reilly
Dirigida por Jordan Vogt-Roberts
Un grupo de científicos exploran una misteriosa isla en el Pacífico, adentrándose en el dominio del poderoso Kong. Pronto descubren las verdaderas amenazas que este lugar oculta, y deben luchar a toda costa por sobrevivir.
No sé si obedece a algún gusto de nuestra niñez, pero hay algo realmente atractivo en ver a un enorme gorila peleando contra otro monstruo gigante; y de paso incluir a Loki, hermano de Thor, y a una futura Capitana Marvel. Kong: La Isla Calavera llega como antesala de un enfrentamiento épico entre criaturas mitológicas, con un elenco inigualable y extraordinarios efectos especiales.

Comencemos por lo positivo del filme, y sin duda la mayoría recae en el propio King Kong. Siendo una de las encarnaciones más grandes en cuanto a tamaño, 31m, el personaje causa asombro desde su primera aparición hasta una revelación completa de su anatomía y poder. Aplausos al departamento de efectos especiales, pues estos debían cumplir su tarea de adentrarnos en aquel mundo inexplorado y salvaje, donde la cereza del pastel fuera presenciar a Kong derribando helicópteros, peleando con pulpos gigantes (después comiéndolos, estilo Oldboy de 2003) y, a través de su mirada, expresar la soledad y furia que siente. Sorprendentemente, cada escena con él se nota creíble y humana, esta vez dejando atrás la clásica historia del gigantesco gorila enamorándose de una hermosa mujer.

En su lugar la historia gira entorno a la Isla Calavera, hogar de Kong y con toda una cultura detrás; conocer a los nativos, las diferentes criaturas que habitan y ser testigo de esas paradisiacas tomas a Honolulu, Hawái, así como a la inhóspita selva de Vietnam, ambos lugares de filmación, brinda a la película una sensación de sorpresa y aventura, similar a Jurassic Park, Aliens o Apocalypse Now.
También creo que desarrollar la trama en los años 70’s fue una buena decisión, pues además de la increíble música, ir saliendo de una época de guerra en Estados Unidos, y en cierta forma entrar a otra, encaja a la perfección con el tono de la cinta. Aparte de que en la actualidad nadie creería que con la tecnología a nuestro alcance no supiéramos de la existencia de este lugar, y menos de King Kong.

Pasando al reparto, uno de los mejores que he visto en filmes Blockbusters, Tom Hiddleston interpreta a James Conrad, un hábil explorador a cargo de la misión, Brie Larson como Mason Weaver, periodista y fotógrafa, Samuel L. Jackson da vida al coronel Packard, obsesionado con la guerra, y después con Kong, John Goodman en el papel del científico Randa, quien está en esa isla con un solo objetivo: probar la existencia de monstruos.

Por último tenemos a John C. Reilly interpretando al soldado Marlow, quien quedó varado en aquel lugar durante años. Si conocen a este actor sabrán que la mayoría de sus trabajos son comedias, por lo que verlo en una película de este perfil no tenía mucho sentido. Sin embargo, su personaje fue con el único que logré conectar, pues a comparación de los demás, se le da un trasfondo y contexto suficientes para generar empatía con el público.

El soundtrack que se maneja es otro punto fuerte del proyecto; en la escena y momento adecuado podemos escuchar temas como Time Has Come Today de The Chamber Brothers, Bad Moon Rising de Creedence Clearwater Revival o Paranoid de Black Sabbath. Es como si Escuadrón Suicida hubiera hecho las cosas bien con su música, algo más o menos parecido a Guardianes de la Galaxia. Lo gracioso es que no importaba qué pasara en la cinta, siempre había una excusa para ver una grabadora arriba de un helicóptero o un “barcoavión”; vayan al cine y me entenderán.

Lo único negativo que encontré en el filme tiene que ver con su tratamiento a ciertos personajes; además de ser extremadamente atractivos, la pareja de Hiddleston y Larson no parece la protagónica, pues me atrevo a decir que conocemos y nos encariñamos más con algunos de los soldados que con este par.

Aunque no es su culpa, sí lo es de un guión que no ofrece nada de información sobre sus papeles; de Conrad se nos dice que es el mejor rastreador que hay, pero además de una impresionante secuencia de acción antes del gran final, no vemos que haga gran cosa; sólo sabemos que su padre le dejó un encendedor antes de ir a la guerra y no volver, que por cierto Weaver arroja a un Skullcrawler, principales enemigos en la película.

Brie Larson da vida a una fotógrafa de guerra, que sólo está ahí para tomar fotos, mostrar una hermosa sonrisa y, algo forzado, verse badass ayudando a Kong en una pelea. De los demás, Samuel L. Jackson representa lo peor del ser humano, creyendo que por ser del ejército tiene derecho a bombardear un lugar al que apena llegó e intentar matar a su Dios; esto realmente te hace apoyar más a Kong y desear que los humanos pierdan. Con respecto a John Goodman, como siempre el actor hace un gran trabajo, aunque su participación es breve, y su repentina muerte me recordó a una vista en Jurassic Park.

Para terminar, tengo que hablar sobre esa escena post-créditos, así que habrá SPOILERS a continuación. En una sala de interrogación vemos a Conrad y Weaver siendo informados por la Organización Monarch sobre la existencia de más lugares como la Isla Calavera, y que así como Kong es un rey, allá afuera hay más; vemos una serie de fotos a jeroglíficos con pinturas de criaturas extrañas, y de repente aparece una familia, acompañada de un rugido: el del Rey de los Monstruos, Godzilla. De esta forma se conecta al filme de 2014, dirigido por Gareth Edwards, y así se da un paso más en la construcción de este nuevo “MonsterVerse” entre Warner Bros. y Legendary Pictures.
En conclusión: Kong: La Isla Calavera es una cinta con un presupuesto de $185 millones de dólares, pero que en realidad se siente como un producto de Cine B, con situaciones que rayan en lo exagerado, pero que se salva al cumplir lo que promete en su título: dar protagonismo a este enorme gorila y a su hogar, que de alguna forma también se vuelve un personaje. El filme sabe lo que es, y aprovecha sus espectaculares efectos especiales para darnos un vistazo a lo que será la batalla más legendaria de monstruos en pantalla grande: King Kong contra Godzilla. ¡2020 llega ya!

6 comentarios:

  1. ¡Hola! A pesar de contar con semejante cast y con el peso de una franquicia tan reconocida y respetada, me sorprendió que no hayan trabajado más el guión. Coincidimos con respecto a que no se profundiza en la historia de los personajes.
    ¡Saludos y espero que tengas un buen día! Te comencé a seguir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo; desperdiciaron al increíble talento que tenían, pero en fin, lo mejor fue el gran protagonismo que se le dio a King Kong. Muchas gracias, y ya te seguimos también... ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  2. Hola! No sabíamos lo de King Kong y Godzilla y pinta muy interesante. Una pena que esta película se haya quedado en una más de este tipo. Gracias por reseñarla.
    Un beso
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, y ya pronto tendremos la continuación de este Universo de Monstruos, ¡con Godzilla 2! Gracias a ustedes por pasar a nuestro blog y comentar, haremos lo mismo. ¡Saludos, y nos estamos leyendo!

      Eliminar
  3. Hola! Vengo de la lista de blogs mexicanos, la cual formo parte! Nos seguimos? Yo ya lo hago!

    https://lugarparalectoras.blogspot.mx

    Instagram: @just_anotherreader
    Twitter: @solootralectora

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. ¡Saludos, y nos estamos leyendo! ;)

      Eliminar

Venga, despotrica.