10/3/17

Reseña | Matilda - Roald Dahl


Alabadme, pues he resucitado. 

Tomando en cuenta que me fui casi un mes, creo que les debo al menos el resumen de lo que hice en Febrero. Así que esperen un Wrap Up muy flaco. Hoy, solo vendré a dejarles una reseñica de un libro que a la mayoría le parece entrañable: Matilda, de Roald Dahl. 

Recuerdo haber visto la película Matilda de Danny DeVito cuando era muy pequeña. Incluso en aquellos tiempos, ya contaba con una imaginación tan grande que había construido una vida alternativa (en la que luchaba contra los hunos, de vez cuando le hacía a la artisteada y conocía a príncipes apuestos). Obviamente, cuando esta historia me entró por los ojotes, no dudé en añadir la telequinesia a mi vida alternativa. Era muy buena, no me juzguen. Desde ese entonces quedé prendida de la historia, pero fue hasta hace unos años que descubrí que en realidad era un cuento infantil. A la menor oportunidad, compré este libro para hacer un regalo y aprovechar para leerlo.


Comentarios generales
Supongo que esperaba algo muy similar a la película. Y fue lo que encontré en el cuento escrito por Roald Dahl, pero no logré conectar del todo. La verdad es que no hay mucho qué decir sobre esta historia sin contarles todo porque ciertamente la trama no es nada complicada. Es un libro para niños y aunque habla de muchos temas, no se complica tanto en contar las cosas. Matilda lleva por título el nombre de su protagonista, una niña prodigio que devora libros a diestra y siniestra; para colmo, vive con sus padres y su hermano mayor, todos son unas personas terribles. Creo que los Dursleys se quedan cortos a lado de los padres de Matilda, porque siempre tienen unas ganas tremendas de hacerla sentir fuera de lugar, miserable, sin valor, de hacerla sentir idiota. La odian y no hay duda de ello, ni siquiera tienen una razón. Por si fuera poco, Matilda también se las ve duras en el colegio porque la directora, la Srita. Tronchatoro, es una malvada que tortura a los niños y que intenta castigar a Matilda por las babosadas de su padre. 


Por fortuna, Matilda cuenta con la ayuda y cariño de su profesora en la escuela, la Srita. Miel. Además, descubre que tiene el poder de mover cosas con su mente. Entre esto y lo otro, Matilda se decide a ayudar a la Señortia Miel a recuperar lo que es suyo: estamos hablando de una gran herencia. Así que, siendo una historia infantil, supongo que ya han de oler qué tipo de final tiene: uno rosa, donde todo es mágicamente arreglado mientras haya amor

Me encantaría poder creer eso, pero no lo hago. Así que, aunque me encanta la historia y le tengo mucho cariño, en algún momento comencé a pensar que era inverosímil. Me hizo reflexionar en los miles de casos que ocurren en el mundo real; niños que no tienen acceso a la educación porque sus padres prefieren que trabajen, niños que son malcriados por sus padres y tienen acceso a casi toda la tecnología existente sin aprovechar la educación, niños que son maltratados... y supongo que muy pocos encuentran a alguien tan adorable y bueno como la Señorita Miel, que de paso tenga una sustanciosa herencia. 

Me gustó mucho, sí, pero mi parte realista, esa que no quiere aceptar más fantasías, que ve el mundo crudo como es, me dice: ¿cómo es posible esto? Sé que es un libro infantil y que, como la mayoría de los libros dirigidos a este público, está lleno de brochazos de injusticia y dolor sin mostrar que la pintura completa está llena de ellos.  

9 comentarios:

  1. ¡Holaa! Vaya, sí que me has hecho reflexionar hacia el final de la reseña, ciertamente el final tan bonito y esperanzador no es realista, supongo que como personas que ven el mundo tal cual está, no nos impresiona ya un libro infantil tan bonito. En fin, espero que en este mes sí puedas leer :D
    ¡Besitos! :3

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa!
    Yo vi la peli cuando era pequeñita y me encantó, me gustaría mucho leer el libro^^ Bonita reflexion.
    Besitooos

    ResponderEliminar
  3. IUJUUUUUUU has vueltooooo *se pone a bailar por la habitación*
    Yo leí el libro cuando tenía 8 o 9 años y después ví la película. Ambos me gustaron mucho.
    Y estoy de acuerdo con lo que pones sobre el final, aunque la primera vez que lo leí lo único que hice fue disfrutar de la historia.
    Un besoooo <3 <3

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que estés de vuelta. Este libro lo leí hace tanto que ya no me acuerdo bien, tengo que releerlo. La peli ya la tengo más reciente y me gustó.
    Un besote y, por cierto, te he nominado en el reto 3 días, 3 citas. ;)

    ResponderEliminar
  5. Me mató el gif xD El otro día me pregunte si estabas bien, me alegra que sea así ^^
    Creo que al crecer uno se percata de cosas que antes no... De niños nos emocionábamos al ver a Matilda mover las cosas con la mente, pero ahora uno ve más claro el maltrato psicológico de parte de sus padres. Muy linda tu reflexión.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. De Roald Dahl el único libro que he leído es Charlie y la fábrica de chocolate y lo leí después de ver la película y querer mudarme a la fábrica. Por su parte, Matilda fue una de mis películas favoritas durante la infancia y aun ahora, la veo cada vez que la pasan. No obstante, tienes razón al decir que ahora podemos apreciar el mensaje oculto de la historia, desde la nefasta actitud de los padres de Matilda hasta la facilidad con que las cosas se dieron.

    Te mando un beso enorme, Ana y espero que durante tu ausencia, hayas descansado un poquito<3

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Ana!
    Me alegra saber que no era la única que creaba una vida alternativa (todavía lo hago, a veces xD)
    La película de Matilda me encanta y no sé por qué todavía no leo el libro, ya que también me gusta mucho Roald Dahl... Me gustó mucho tu opinión sobre el libro ^^
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!

    Este libro lo tengo super pendiente porque recuerdo que la misma película que comentas la vi un montón de veces en mi niñez, aunque no se cuando pueda darte un oportunidad. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Curiosa tu reflexión final, no lo había visto nunca así, en que todo era demasiado final feliz, a diferencia de la realidad, la verdad es que tienes razón. Aún así, no deja de ser una bonita historia ;)

    Un saludo y bienvenida de nuevo^^

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.